AIRE ACONDICIONADO MALAGA

INSTALACION, REPARACIÓN Y OFERTAS

INGENIEROS AL SERVICIO DE LA CLIMATIZACIÓN
Llámenos al 669 57 64 01 - o si lo prefiere le llamamos:

Aires Acondicionados por conductos

Somos una empresa experta en instalación, montaje y mantenimiento de instalaciónes de aire acondicionados por conductos, entre nuestros servicios se encuentra:

  • Instalación de conductos en viviendas y locales
  • Reparación de conductos
  • Instalación de sistemas completos de aire acondicionado por conducto
  • Reparación de equipos de aire acondicionado por conductos

 

 

 

Acerca de los Aires Acondicionados por Conductos

Los conductos de aire son los elementos de una instalación a través de los cuales se distribuye el aire por todo el sistema de refrigeración / calefacción, el cual está compuesto por unidades de tratamiento de aire, aspiración, locales de uso, retorno, extracción de aire, etc... Sus características constituyen en gran parte la calidad de la instalación, al ser un papel fundamental en determinados factores, como por ejemplo, el aprovechamiento energético o el comportamiento acústico de la misma.

La normativa en vigor para regular las características del equipamiento de los conductos de distribución de aire acondicionado, que estos deben cumplir, está contemplada en el reglamento de instalaciones térmicas en los edificios (RITE), con desarrollo en sus instrucciones térmicas complementarias (ITE). En estas instrucciones se hace referencia a diversas normas UNE o EN del comité 100 de normalización.

Clasificación de los conductos de aire:

  • Conductos de chapa metálica.
  • Conductos de lana de vidrio.
  • Conductos flexibles y sus limitaciones de uso.

 

Zonificación

Una gran ventaja del sistema de aire acondicionado por conductos es que permite la zonificación o, es decir, la capacidad de regular el flujo del aire y la temperatura en cada estancia del local o de la vivienda. En una instalación zonificada cada habitación tiene su propio termostato que se comunica con una rejilla motorizada. En cuanto el termostato detecta que se alcanza la temperatura fijada, la rejilla automáticamente cierra el paso del aire para no enfriar más la estancia. La rejilla abre en cuanto la habitación vuelve a necesitar climatización. Con esto, se consigue que cada espacio recibe la cantidad justa de frigorías, ahorrando energía y garantizando el confort.